martes, 23 de junio de 2015

MINI BROWNIES DE REMOLACHA Y AGUACATE (la tentación está en mi cocina) Y NUEVO BLOG

Llevo unas semanas descontectada de mi querido blog, pero todo tiene una razón.
Desde hace un año trabajo con la empresa Castelló realizando recetas para su levadura natural y desde la semana pasada ya tenemos la web con un blog donde iré publicando semanalmente varias recetas y artículos sobre nutrición, alimentos, consejos de cocina, técnicas culinarias...
Es un trabajo con el que estoy absolutamente encantada, los que me conocéis o seguis en el blog desde hace años, sabéis que me encanta la cocina y mi blog pretendía reflejar ese amor por ella. Ahora en esta nueva etapa estoy disfrutando doblemente.
Me encantaría que visitárais la web de naturalcastello, facebook, pinterest....y que me contéis allí qué os parece. Podréis subir sugerencias, recetas, dejar comentarios...os espero y os agradezco de antemano la visita. 
Soy una persona que creía carecer de verguenza, pero para la nueva web tuve que hacerme unas fotos de estudio y no sabéis qué trago y eso que conozco a Vicente Albero de toda la vida y me trató divinamente.

Quiero dedicarle esta receta a Amada, mi super jefa, que me cuida un montón y me anima muchísimo en mi trabajo.
Ella ya ha probado estos mini brownies de remolacha y aguacate, una delicia que puede comer la mayoría de la gente y que se hace bastante rápido y se disfruta más rápido aún. 



Ingredientes:

Modo de preapración:
Cuece la remolacha pelada. Tritúrala y escurre sobre un colador para que suelte el jugo. Reserva. 
Funde el chocolate  de 30 en 30 segundos en el microondas. Cuando este fundida tritura con el aguacate previamente pelado y sin el hueso.
Bate los  huevos con la stevia hasta que duplique su volumen. Añade el chocolate con el aguacate y la remolacha y mezcla bien.

Tamiza la harina de almendras, el cacao, la levadura y la sal y añade a la mezcla anterior.
Mezcla con movimientos envolventes. 
Yo tengo un molde para mini brownies de Lekue que me encanta para hacerlos. Relleno los huecos con una cucharita o bien introduzco toda la mezcla en una manga pastelera sin boquilla y relleno con más facilidad.
Cocina a máxima potencia 4-5 minutos en el microondas. También se puede hornear 15 minutos a 180ºC en el horno. 
Sacar a una rejilla y se pueden comer templados o fríos, con helado o solos,!!están buenísimos!!



Poquitas calorías, rico en calcio, fibra y grasas monoinsaturadas. Un postre mejor imposible.
Sin gluten, sin lactosa, apto para diabéticos.
Si eres alérgico a los frutos secos puedes sustituir la harina de almendras por la harina que quieras, salen igual de ricos.
Si no encuentras remolacha natural, puedes utilizar la remolacha que venden cocida.
Os espero en www.naturalcastello.com
GRACIAS!!!

sábado, 6 de junio de 2015

PASTA DE MAÍZ CON FALSA CARBONARA DE COCO

Sigo haciendo en casa recetas muy específicas para  mi marido, sin gluten, sin lácteos, sin huevos, sin frutos secos, sin legumbres...un aburrimiento. Hasta que no tienes que hacer algo así, no te das cuenta de lo bien que comías, la maravillosa variedad de alimentos que hay y lo mucho que los echo de menos (aunque no os penséis que lo hago a rajatabla como él, suelo prepararme otros platos, sobre todo legumbres).
La salsa carbonara es una salsa hecha con  huevos, queso parmesano o pecorino y panceta básicamente. En España en realidad preparamos la salsa con panceta y nata. No es lo mismo y os aseguro que ni siquiera sabe parecido un plato al otro.
Como no puedo preparar ahora una carbonara tradicional, utilizo leche de coco para sustituir la salsa, queda con un sabor característico, pero muy rico, de verdad, tenéis que probar. Y como siempre acompañado de una buena ración de verdura, aportamos más fibra y sabor.



Ingredientes:
  • 180g de hélices de maíz
  • 2 lonchas de panceta
  • 1 cebolla grande
  • 300g de champiñón
  • 200ml de leche de coco
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • Nuez moscada
  • Sal y pimienta

Modo de preparación:
Hervir la pasta en abundante agua con sal durante 8-10 minutos, dependiendo del punto que nos guste.
Cortar la cebolla en juliana y rehogarla en la sartén con la cucharada de aceite. Añadir seguidamente la panceta troceada, así conforme suelte grasa ayudará a que se cocine la cebolla. A los 5 minutos incorporar el champiñón laminado y saltear durante 10 minutos a fuego medio fuerte. 
Verte la leche de coco, la nuez moscada y salpimentar. Dejar reducir 5 minutos y apagar el fuego.
Escurrir la pasta y añadir la salsa, mezclar y servir.

Sin gluten, sin lactosa ni proteínas lácteas.
La leche de coco es rica en fibra, magnesio, fósforo y calcio, con lo que es ideal para el tránsito intestinal y la correcta mineralización de los huesos y dientes.
También es rico en potasio, ideal para hipertensos pero no muy recomendada para personas con insuficiencia renal.
Tened en cuenta que el porcentaje de grasa de la leche de coco es mayoritariamente saturada, con lo que para personas con dislipemias no sería la opción más recomendada.

jueves, 28 de mayo de 2015

CUSCÚS CON POLLO Y VERDURAS AL RAS AL HANOUT ROJO

Ya me están llegando los primeros calabacines ecológicos y he empezado a cocinarlos en multitud de recetas. Cocinado al dente, sin excederse en la cocción es la mejor manera de comerlo. Eso deberíamos hacer con muchos alimentos. Hay mucha tendencia a sobrecocinar nuestros platos y eso resta nutrientes y muchas veces también cualidades organolépticas.

Hoy es el día de la nutrición, así que como es mi día, dedico esta receta tan rica y sana a mis compañeros de profesión. 



Ingredientes 2 personas:

  • 125g de sémola de trigo medio
  • 1 cebolla tierna grande
  • 1 calabacín hermoso
  • 2 zanahorias
  • 2 filetes de pollo 
  • 250ml de caldo de pollo 
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada grande de Ras al Hanout Rojo
  • Sal

Modo de preparación:
Trocea el pollo y saltea en el wok con el aceite. Retira y añade la cebolla picada en trozos pequeños. Cuando esté blandita añade las zanahorias picadas, a los 5 minutos el calabacín también picado. Rehoga 5-8 minutos más y cubre con el caldo, Añade las especias, un pelín de sal y mezcla. Cuando hierva apaga el fuego y echa la sémola, mezcla, tapa y deja reposar 3 minutos. Abre la tapa y con un tenedor suelta el cuscús. Sirve inmediatamente.

507kcal/ración
Plato completo, equilibrado, rico en fibra.

viernes, 15 de mayo de 2015

TRENZA DE CREMA PASTELERA, FRUTAS DESECADAS Y ALMENDRAS

Esta trenza es sencilla y rica. Cero complicaciones. Bueno, te puedes complicar la vida si te pones a hacer el hojaldre, pero venden algunos muy buenos que te sacan del apuro.
La crema pastelera también rápida, hecha en el microondas y saldrá la ración justa para esta trenza.
Si no tienes tiempo de hacer la crema pastelera, puedes rellenar de una mermelada casera y el resultado es también buenísimo.



Ingredientes:

  • 1 lámina de hojaldre
  • 50g de pasas y arándanos
  • 75g de almendra en cubitos
  • 1 cucharada de azúcar moreno
  • 1 huevo para pintar
Para la crema pastelera:
  • 1 huevo
  • 1 cucharada colmada de harina fina de maíz
  • 30g de azúcar moreno
  • 1/4 litro de bebida de soja
  • 1 cáscara de limón

Modo de preparación:
En primer lugar prepara la crema pastelera. Bate el huevo en un bol y añade el azúcar y la harina y trabaja con las varillas hasta obtener una crema homogénea. Añade la bebida de soja, un trocito de cáscara de limón y mezcla.
Cocina en el microondas 5-7 minutos, removiendo cada 2. Cuando espese estará lista. Deja reposar tapada con film de plástico pegado a la crema.

    Extiende la lámina de hojaldre y con el dorso de lcuchillo haz un par de marcas a los largo, pero sin llegar a cortar. Corta con el cuchillo en los laterales bandas de un dedo de ancho. Fíjate en la trenza de melocotón y nueces, se ve el paso a paso.
    Dispón la crema pastelera en la banda central y reparte las frutas desecadas y la mitad de las almendras. Cierra la trenza y pinta con huevo batido. Esparce el azúcar moreno y el resto de las almendras y hornea 15-18 minutos a 180ºC hasta que esté doradita. Yo suelo poner la bandeja un nivel por debajo de la mitad del horno, así tiene más calor en la base, que le vendrá muy bien porque la crema pastelera aporta mucha humedad al hojaldre y así nos quedará más crujiente.
    Reposar en una rejilla y a disfrutar.

    El proceso de desecado en las frutas provoca una gran pérdida de agua, pero ello lleva a una concentración de vitaminas y minerales, resultando por ello un producto estupendo para comer de vez en cuando, tanto para niños como para mayores. Las frutas desecadas aportan cantidades importantes de provitamina A, vitamina B1 y B3; minerales como el hierro, calcio y potasio. Buen contenido en fibras solubles. 
    No hay que perder de vista el consumo de fruta fresca en nuestra dieta habitual. Aprovechad la fruta de temporada que está en su mejor momento a nivel nutritivo y también económico.
    Sin lactosa. No apto para intolerantes al gluten.

    martes, 5 de mayo de 2015

    ENSALADA FRESCA DE BACALAO Y CALABACÍN AL LIMÓN

    Suelo cocinar el calabacín poco, pero siempre le doy un toque de calor y prepararlo crudo ha sido una sorpresa, muy rico y refrescante. Una ensalada llena de vitaminas, minerales y mucha agua, ideal para combatir el calor que estamos sufriendo por estos lares. Una ensalada diferente que te puede servir como plato único, eso sí, con un pedacito de pan y una fruta.


    Ingredientes 2 personas:
    • 2 calabacines pequeños
    • 300g de lomo de bacalao fresco
    • 200g de canónigos y rúcula
    • 1 limón
    • 5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
    • 1/2 cucharadita de tomillo
    • 1/2 cucharadita de orégano
    • Pimienta y sal marina
    Modo de preparación:
    Picar los calabacines en trocitos pequeños y macerar en el zumo del limón y el aceite.
    Espolvorear el lomo con las hierbas y cocinar en el estuche de vapor de silicona (yo tengo el de Lekue), 3-4 minutos a media potencia. Comprobar que está  cocinado pero jugoso, que no se os pase que pierde mucho la ensalada.
    Desmenuzar cuando esté tibio.
    Mezclar el calabacín con los canónigos y la rúcula y añadir las lascas de bacalao. Salpimentar al gusto.
    Reservar en la nevera hasta el momento de servir.

    376kcal/ración
    Baja en grasas, ideal para personas con hipercolesterolemia, dietas de adelgazamiento, estreñimiento. Sin gluten y sin lactosa.

    viernes, 24 de abril de 2015

    CUCHARITAS DE RÁBANOS CON MIEL Y SEMILLAS DE SÉSAMO NEGRO

    Esta semana me han regalado un buen manojo de rábanos ecológicos e inmediatamente se me ocurrió qué iba a hacer con ellos. Un entrante fresco, sano, saciante, lleno de nutrientes muy interesantes para mejorar la salud.Si le tuviera que poner una pega, es que me encanta el rábano crujiente y cuando le añadimos  la miel, pierde tersura, se queda blandito, pero vamos, es una nimiedad, están realmente buenos como los presento hoy.Una buena miel y una mandolina prácticamente completan el conjunto. Como entrante o si quieres añadirlos a la ensalada, te encantarán. 




    Ingredientes:
    • Un manojo de rábanos
    • 2 cucharadas de miel
    • semillas de sésamo negro

    Modo de preparación:
    Lava bien los rábanos, quítales las hojas y córtalos a lo largo con la mandolina o con un cuchillo afilado. Interesa conseguir láminas finas.
    Añade la miel y mezcla, ya verás como en un par de minutos ha soltado bastante agua.
    Sirve en las cucharitas y espolvorea con el sésamo negro.

    Si no tienes sésamo negro no importa, puedes poner cualquier semilla, todas tienen aportes de minerales y vitaminas importantes. Y si no te gusta la miel o no puedes tomarla, puedes sustituirla por sirope de ágave, melaza de arroz...tienes muchas opciones para que puedas tomarte un bocado tan rico.



    92kcal/receta
    Los rábanos son ricos en folatos y vitamina C. De la familia de las crucíferas (sí, al igual que las coles, coliflor, brócoli...) son ricos en compuestos azufrados (por eso el picante) muy útiles en afecciones respiratorias. También tiene al igual que comenté en otras entradas efecto colerético (ayuda al vaciamiento de la vesícula biliar). Muy diurético y depurativo, únicamente estaría contraindicado en personas con tendencia a la flatulencia, porque los compuesto azufrados la producen.
    El sésamo negro es una buena fuente de hierro, calcio, ácidos grasos y proteínas.
    Apto para intolerantes al gluten, a la lactosa, veganos.
    Con moderación para personas diabéticas. 

    jueves, 16 de abril de 2015

    TARTA DE MANZANA Y HOJALDRE

    Tarta de manzana, madre mía, las veces que la habré hecho y después de más de 5 años de blog, todavía no había publicado ninguna receta. Hoy me desquito.Siempre que puedo añado fruta a mis postres, les da un punto de frescor y aporta muchas vitaminas, aunque hoy por la cocción, disminuye el porcentaje.La crema pastelera la hice con bebida de avena y azúcar moreno, sale más oscura, pero el sabor es rico.


    Ingredientes: 

    • 1 plancha de hojaldre
    • 3 manzanas golden
    • 2 huevos
    • 2 cucharadas colmadas de harina fina de maíz
    • 70g de azúcar moreno
    • 1/2 litro de bebida de avena
    • 1 cucharada de esencia de vainilla
    • Mermelada de rosas o la que tengáis

    Modo de preparación:
    Empezamos preparando la crema pastelera. Batir en un bol los huevos, añadir el azúcar y la harina y mezclar con unas varillas. Incorporar la bebida de avena y la vainilla y mezclar. Llevar al microondas 7 minutos y remover cada 2 minutos. Veréis que espesa a partir del 6º minuto. Dejar reposar tapado con un film de plástico pegado a la crema, para que no se haga costra.
    Sacar la plancha de hojaldre del frigorífico y extender sobre el molde, presionando ligeramente sobre los lados. Recortar el sobrante.
    Descorazonar las manzanas, pelarlas y cortarlas en láminas finas.
    Repartir la crema pastelera (yo no la pongo toda para hacerme algún vasito con fruta ;)

    Disponer la manzana de forma concéntrica del exterior al interior.
    Hornear 25-30 minutos a 180ºC.
    Sacar a una rejilla. Calentar la mermelada en el microondas o en un cazo y con un pincel barnizar toda la tarta. Llevar al frigorífico hasta el momento de servir.